Archivo de la categoría: Noticias

Claves de las elecciones generales en Dominica

Las votaciones se llevarán a cabo en medio de maniobras injerencistas por parte del secretario general de la OEA, Luis Almagro, según denunció el primer ministro Roosevelt Skerrit.

Los dominiqués acudirán a las urnas este viernes 6 de diciembre para elegir a los integrantes de la Cámara de la Asamblea, quienes a su vez escogerán al próximo jefe de Estado.

Las elecciones se llevarán a cabo en un contexto de ambiente desestabilizador impulsado por el candidato del opositor Partido de Trabajadores Unidos (UWP, por sus siglas en inglés), Lennox Linton, denunciado por el primer ministro de la isla caribeña, Roosevelt Skerrit.

Asimismo, las votaciones ocurrirán pese a las maniobras injerencistas por parte de la Organización de Estados Americanos (OEA), cuyo secretario general, Luis Almagro, quería “parar las elecciones”, según afirmó el gobernante dominiqués.

¿Qué se elige?

En esta elección se renovarán los 21 escaños en la Cámara de la Asamblea de Dominica.

De acuerdo con el sistema electoral, los 21 asambleístas son elegidos en circunscripciones de un solo miembro.

El parlamento elige nueve miembros adicionales, que son nombrados por el presidente (cinco por el consejo del primer ministro y cuatro por el consejo del líder de la oposición).

Gobierno dominiqués

Dominica tiene la siguiente estructura gubernamental: un jefe de Estado o presidente que ejerce un mandato de cinco años, el cual es elegido por la Cámara de la Asamblea; un primer ministro, el cual es seleccionado por el presidente; y el parlamento unicameral.

En la actualidad, la presidencia está ocupada por Charles Savarin (desde el 2 de octubre de 2013), mientras que el primer ministro es Roosevelt Skerrit (desde el 8 de enero de 2004).

Principales partidos políticos

Los principales partidos políticos que acuden a estas elecciones son el Laborista de Dominica (DLP, por sus siglas en inglés), liderado por Skerrit, y que cuenta con 15 escaños ganados en las últimas votaciones; de Trabajadores Unidos (UWP), dirigido por Linton, y que tiene seis bancas en el poder Legislativo, y el de la Libertad de Dominica (DFP), encabezado por Michael Astaphan, y sin asambleístas.

Población y votantes

Dominica tiene una población de 74 mil 893 (de los cuales 31 mil 993 son mujeres), mientras que los votantes registrados suman 70 mil 541.

teleSUR

Presidente Maduro exhorta a pueblos del mundo a expresar en redes sociales descontento por silencio de Bachelet

El jefe de Estado y de Gobierno, Nicolás Maduro Moros, propuso este miércoles hacer uso de las redes sociales para conocer la opinión de la Comisionada de la Organización de la las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, sobre la dictadura impuesta en Bolivia. 

En el acto de clausura del  I Congreso Internacional de Comunicación y a propósito del silencio de Bachelet, ante los atroces actos de tortura contra el pueblo de Bolivia, el Mandatario nacional exhortó a los pueblos de mundo a hacer un llamado  para conocer sus impresiones y opiniones sobre el golpe de Estado al presidente Evo Morales.

“Vamos a hacer una jornada en estos días para preguntarle por las redes –sociales- a Michelle Bachelet sobre qué opina de la tortura, de las violaciones, de la masacre y el golpe de Estado en Bolivia (…) por qué se queda callada, lo digo con dolor”, manifestó el Mandatario.

El Presidente instó a la comisionada de la ONU a tomar acciones concretas para acabar con la violencia y hacer valer los derechos humanos de los pueblos indígenas de la hermana nación del altiplano.

En ese contexto, señaló que se trata de una componenda de los grandes medios de comunicación del mundo quienes no reflejan la verdad de la que sucede en Bolivia.

“Callan la masacre contra el pueblo de Bolivia de manera criminal (…) van más de 35 muertos comprobados”.

Prensa Presidencial

Presidente Maduro rubrica decreto de creación de Universidad Internacional de la Comunicación

Bajo la premisa de defender la verdad ante la agresión mediática, el presidente de la República, Nicolás Maduro, anunció la creación de la Universidad Internacional de la Comunicación, cuya sede central estará ubicada en Caracas.

Durante su participación en la clausura del I Encuentro Internacional de Comunicación, que convocó a delegaciones de 38 países, detalló que el centro de estudios debe convertirse en una plataforma de integración para intelectuales de América Latina y el Caribe.

“Debe ser una universidad para la creación, para la conciencia, para la defensa de la verdad y para la batalla mundial”, subrayó en respuesta a la propuesta presentada por la constituyente Tania Díaz, quien coordinó durante tres días los debates del encuentro de comunicadores.

El Dignatario, quien precisó que el Gobierno Nacional aportará recursos financieros y logísticos para la fundación de la Universidad Internacional de la Comunicación, planteó el inicio de actividades académicas para el primer trimestre del año 2020.

“Hagan la arquitectura de lo que debe ser el proceso pedagógico y comunicacional, así como la puesta en funcionamiento de la Universidad de la Comunicación”, instruyó al ministro del Poder Popular para Educación Universitaria, César Trómpiz.

La Universidad Internacional de la Comunicación está orientada a establecer una comunidad de saberes, bajo mecanismos de investigación y generación de contenidos para encarar las maniobras de agresión que se tejen contra los pueblos.

En simultáneo a la creación del centro de estudios, delegados del Congreso Internacional de Comunicacional promueven la entrega de una distinción en reconocimiento a la investigación y formación en el área de difusión de contenidos.

Prensa Presidencial

Clausura I Congreso Internacional de Comunicación

El presidente de la República, Nicolás Maduro Moros, clausura este miércoles el I Congreso Internacional de Comunicación, en el Palacio de Miraflores, ubicado en Caracas.

Este encuentro que se realiza desde el lunes bajo el lema «¡Ahora hablan los pueblos!», surgió de los lineamientos establecidos durante el Foro de Sao Paulo que se celebró en julio pasado.

En la actividad participaron más de mil delegados de 45 países, quienes evaluaron la creación de una plataforma comunicacional que integre a organizaciones nacionales e internacionales.

Asimismo, la agenda contempló un amplio debate sobre la comunicación, hegemonía y descolonización; así como la cultura y operaciones psicológicas,

Entre los países representados en este Congreso están: Alemania, Antigua y Barbuda, Argentina, Barbados, Bélgica, Belice, Bolivia, Brasil, Chile, Canadá, Colombia, Costa Rica, Cuba, El Salvador, Estados Unidos y Francia.

Asimismo, México, Puerto Rico, Rusia, República Dominicana, Siria, Gran Bretaña, Italia, País Vasco, Túnez, Mali, Guatemala, Honduras, Panamá y Paraguay, entre otros.

Prensa Presidencial

Congreso Internacional de Comunicación condena golpe de Estado en Bolivia y el bloqueo genocida contra Venezuela

La Declaración Final del Congreso Internacional de Comunicación “¡Ahora hablan los Pueblos!”, leída este miércoles por la delegada colombo-venezolana María Fernanda Barreto, condena el golpe de Estado en Bolivia perpetrado bajo la dirección de la Casa Blanca y con la anuencia criminal de la Organización de Estados Americanos (OEA), y denuncia el bloqueo económico y financiero contra Cuba y Venezuela.

“El bloqueo es una política de Estado genocida del imperialismo, orientada a someter a los pueblos”, indica el documento conclusivo del Congreso, realizado en Caracas del 2 al 4 de diciembre.

Asimismo, la Declaración saluda la victoria del Frente Sandinista de Liberación Nacional en Nicaragua, ante el intento de golpe de Estado impulsado por el imperio norteamericano y refrenda la justa demanda del pueblo de Chile que se levanta contra el neoliberalismo, a pesar de la violación masiva de derechos humanos, el velo comunicacional y el silencio criminal de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet.

De igual forma, cuestiona el uso de terrorismo de Estado en Colombia y Ecuador, que cercena las libertades de los comunicadores, al intimidar, agredir y, en algunos casos, asesinar a quienes cumplen con el deber de ejercer el periodismo con sentido ético; apoya el paro nacional que se desarrolla en Colombia como parte de las justas luchas del pueblo; expresa la admiración a la valentía y resistencia del pueblo de Siria y condena el silencio informativo al que es sometido el heroico pueblo haitiano.

La Declaración además denuncia la apropiación indebida de información personal con el uso de la Big Data en función de campañas de comunicación que pretenden modificar el comportamiento y la subjetividad de los pueblos; aboga por el respeto de la privacidad de las usuarias y los usuarios de las plataformas en línea y alerta sobre el uso de las redes sociales para perseguir a quienes disienten de la política neoliberal.

El Congreso también aprobó un plan de lucha, que contempla celebrar cada año el Congreso Internacional de Comunicación, con sede rotativa a petición de cada país y realizar la siguiente reunión en Nicaragua durante el mes de febrero de 2020; y crear una multiplataforma internacional para el intercambio y creación de contenido y la Universidad Internacional de la Comunicación, concebida como una comunidad de saberes a través de una plataforma de formación, investigación, producción de conocimiento y contenido para aportar al proceso de liberación de los pueblos, a la búsqueda de la igualdad, el buen vivir y la justicia social.

Otra conclusión consiste en coordinar en las capitales del mundo una jornada para el próximo 9 de diciembre, día de la conmemoración de la Batalla de Ayacucho, a fin de condenar las políticas injerencistas del imperialismo estadounidense en Nuestra América.

Solidaridad con Julian Assange

El Congreso Internacional aprobó de igual forma una Resolución Especial en solidaridad con el periodista, comunicador y luchador social, Julian Assange, creador del portal de información confidencial Wikileaks, detenido ilegalmente en el Reino Unido por publicar evidencias de diversos ataques del imperialismo.

En este sentido, exige su inmediata liberación, al estar detenido en condiciones inhumanas por parte de las autoridades inglesas, privado de su legítimo derecho a la asistencia médica, luego que el presidente de Ecuador Lenín Moreno revocara el asilo que le fuera otorgado por su antecesor Rafael Correa.

Finaliza I Congreso Internacional de Comunicación en Venezuela

Este 04 de diciembre fue clausurado el I Congreso Internacional de Comunicación, que se realizó en el Hotel Alba de Caracas, donde se propuso la creación por parte de los delegados nacionales y extranjeros la Universidad de la Comunicación.

La idea de la casa de estudios especializada en comunicación social fue refrendada en las ocho mesas que debatieron al interno del congreso, iniciado hace dos días en el hotel Alba Caracas.

Por otra parte, la plenaria del congreso aprobó una resolución especial exigiendo la libertad del comunicador Julián Assange, creador del portal WikiLeaks.

Al respecto, el filósofo mexicano Fernando Buen Abad, dijo que para la Universidad Internacional de la Comunicación es necesario recomponer toda la estructura epistemológica y que el pensum completo de estudios dependa y sea eje concreto de las luchas emancipadoras de nuestros pueblos.

Abad abogó porque nunca más otros temas sacados del abstracto individualista, escapistas, del nihilismo “que nos domina tanto”, de ciertas corrientes que se infiltran en los individuos y se convierten en egos, vanidades, estén por encima de las batallas de los pueblos, y nunca las individualidades se pongan por encima de los movimientos populares.

Minci

Guerra comunicacional y migración inducida: Una conjura internacional contra Venezuela

Las causas del atípico movimiento migratorio venezolano y la campaña mediática internacional alrededor de este fenómeno fueron dilucidadas durante el foro “Guerra comunicacional y migración inducida”, que tuvo lugar este miércoles en Caracas en el marco del Congreso Internacional de Comunicación.

La estrategia que se ha utilizado al respecto consiste en difundir una narrativa según la cual en Venezuela existe “una crisis humanitaria y migratoria” y asignar al migrante venezolano un estatus de “refugiado”, explicó el internacionalista venezolano Luis Arreaza.

El analista sostiene que la migración venezolana deriva de la situación económica que se produjo a consecuencia de las ilegales medidas coercitivas unilaterales impuestas por el gobierno de los Estados Unidos al país suramericano, además de presiones particulares y fijación de estereotipos.

“Aquí nadie está forzado a desterrarse ni es perseguido políticamente, precisamente por eso no se le debe dar ningún estatus de refugiado que es la matriz que están intentando promover para decir que en Venezuela hay una dictadura y justificar una intervención”, enfatizó.

El acento propagandista de la supuesta “crisis humanitaria”, argumentó, no diferencia entre migrantes y refugiados, “cuestión fundamental para determinar la realidad sobre la migración venezolana”.

Xenofobia

El internacionalista citó, además, los casos de xenofobia y trato peyorativo de que han sido objeto los nacionales venezolanos en varios países de la región, especialmente en Perú y Ecuador, así como la politización de la migración venezolana en estas y otras naciones latinoamericanas en un intento de sus gobernantes de ocultar sus problemáticas internas.

En principio -consideró Agustín Otxotorena, un ciudadano vasco radicado en Venezuela- la migración venezolana tuvo un carácter político.

“La clase alta (…) políticamente no soportaba y no soporta el hecho de que haya un gobierno revolucionario y tener que compartir el país con gente humilde y eso le llevó a irse, después comenzó la campaña”, agregó.

El punto de inflexión, sugirió, se produjo en 2017 cuando este sector de la sociedad vio frustradas las intenciones de derrocar al gobierno del presidente Nicolás Maduro luego de una escalada de violencia sin precedentes promovida por sectores de la oposición.

“La clase alta siempre ha sido apátrida y en un momento dado a la burguesía siempre le ha gustado vivir fuera de este país, con lo cual no podemos decir que ha sido una emigración, ha sido una salida de gente que, incluso, ha vendido a Venezuela por irse”, acotó.

El foro, que se desarrolló en los espacios de ANTV, también contó con las ponencias de los comunicadores Ricardo González; Llafrancis Colina, y el constituyente Luis Araujo.

Para Venezuela la OPEP siempre será una organización solidaria y antihegemónica

A escasos días de que Venezuela entregue su responsabilidad frente a la Presidencia de la Conferencia de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), periodo durante el cual el ministro del Poder Popular de Petróleo y presidente de Pdvsa Manuel Quevedo tuvo en sus manos el manejo de temas de vital importancia como la estabilidad del mercado energético entre países miembros y no miembros, cabe recordar el influyente papel que ha jugado la patria bolivariana en el objetivo de mantener esta instancia como escenario de cooperación para el desarrollo y expresión de un mundo pluripolar.

La tarea, si se quiere, tiene un doble compromiso: ratificar la posición de Venezuela como país determinado a ser libre, antiimperialista e impulsor del desarrollo de los pueblos amantes de la paz a través de su principal recurso energético, así como honrar la idea original de Juan Pablo Pérez Alfonzo de crear un escenario de espectro político amplio para combatir la influencia de las grandes multinacionales del petróleo en el manejo del mercado de crudo, elemento determinante de la estabilidad mundial.

Un “pacto de caballeros” devenido en propuesta plurinacional

Para nadie es secreto que, desde sus inicios, la explotación y producción petrolera venezolana estuvo supeditada a las decisiones de las principales compañías –denominadas por el presidente de la empresa italiana ENI, Enrico Mattei, en 1960, como las siete hermanas: Esso, Shell, ExxonMobile, Chevron, Gulf Oil, BP y Texaco– con el respaldo de una clase política e industrial parasitaria, llegando al colmo de poner y quitar presidentes, dictar leyes, y hasta manejar los campos petroleros como si embajadas de sus países se tratase.

Tal escenario de manipulación no era muy diferente en muchos de los países productores, especialmente aquellos catalogados como “países en desarrollo”, cabe aclarar.

En tal sentido, el compatriota Juan Pablo Pérez Alfonzo, destacado abogado en materia de hidrocarburos y político de amplia influencia internacional –rara avis dentro del panorama político venezolano de entonces, proclive al entreguismo en aras del lucro personal– influenció con sus ideas la cristalización de esta plataforma, fundada el 14 de septiembre de 1960, en Bagdad, capital de Irak.

Es interesante señalar que Pérez Alfonzo, para entonces ministro de Minas, ya sostenía reuniones ‘informales’ –de lobby, tras finalizar juntas y acuerdos de negociación– con representantes de países productores sobre la necesidad de fijar cuotas de producción que ayudasen a mantener un precio justo equiparable a la inversión tecnológica. Así, tras el Primer Congreso Petrolero Árabe, celebrado en El Cairo, Egipto, en abril de 1959, se logró un inédito acuerdo de boca para establecer una ‘alícuota’ que el propio Pérez Alfonzo hizo llamar “pacto de caballeros”, constituyendo el prolegómeno estimulador para el final establecimiento de la OPEP.

Como era de esperarse, la reacción de las mencionadas hermanas y sus gobiernos aliados se hizo sentir sobre la naciente organización, que finalmente logró reconocimiento internacional el 6 de noviembre de 1962 cuando la Organización de Naciones Unidas (ONU) le dio su ‘visto bueno’ bajo la resolución nº 6.363, estableciéndose de manera formal en Viena, gracias a las facilidades brindadas por el gobierno austríaco.

Entre los logros de esa primera fase de su existencia, la OPEP logró campear de la manera más justa posible el suministro petrolero durante la llamada “crisis árabe”, producidas por el embargo de petróleo árabe en 1973 y el inicio y triunfo de la Revolución Iraní en 1979, eventos que ocasionaron una terrible baja en la explotación de crudo, cuadruplicando en muchos casos el precio del crudo y vislumbrando por primera vez el apocalíptico escenario de un mundo sin petróleo y sin fuentes de energía alternativa reales.

Aires libertarios sacuden los cimientos de la OPEP

Inmersa, quizás, en la asumida tarea de ‘apagar fuegos’ a la hora de garantizar suministros a la luz de más y más conflictos con consecuencias globales –caso de la inefable Guerra del Golfo Arábigo o Pérsico, por mencionar apenas una– la OPEP pareció tornarse en un mero ‘fijador de precios’, alejándose peligrosamente de su objetivo de defender la relación comercial justa entre países productores y consumidores, con beneficios reales para ambos.

Hasta que llegó aquel presidente, hijo de Simón Bolívar y nieto de Maisanta, Hugo Chávez, de ideas libertarias y sentido solidario, admirado por muchos gobiernos, odiado por otros –especialmente por los proclives al imperialismo y a la explotación del hombre por el hombre– con la pretensión de poner el petróleo al servicio del desarrollo real y sin mediaciones de los pueblos amantes de la paz, pero con retribución tangible a los países que garantizan su continuo flujo.

Siempre vislumbró Hugo Chávez el petróleo como factor geoestratégico de vital importancia. Así, sin tiempo que perder, apenas conoció de su histórica victoria presidencial, comisionó al experto petrolero Alí Rodríguez Araque (+) para reunirse en diciembre de 1998 en Madrid con homólogos de Arabia Saudita y México; el objetivo: discutir la posición real de Venezuela dentro del panorama petrolero a la fecha.

Con esa clara visión, Chávez asistió al primer encuentro de la OPEP tras su investidura presidencial. Pero no asistió como un simple invitado: llegó con el planteamiento preciso de “”resucitar la actividad de la OPEP y conseguir que el crudo tenga “un precio justo para productores y consumidores en los mercados internacionales”. Como resultado, logró retomar la herramienta de concertar recortes de producción como vía para regular el precio del crudo en forma beneficiosa para productores y consumidores por igual.

Inyectando confianza y sentido de ganar-ganar en términos multipolares, sin ‘amos’ que guiaran sotto voce el curso del mercado, Chávez logró que la OPEP alcanzara niveles históricos de suministro a través de un propuesto sistema de bandas, en el que se aumentaba la producción a medida que el precio aumentara, y se disminuía cuando el precio actuaba en consecuencia. En respaldo a esa confianza, los gobiernos aceptaron su invitación a la II cumbre de Jefes de Estado de la OPEP, realizada en Caracas, al tiempo que Alí Rodríguez Araque fuera nombrado Secretario General de la organización en 2000, precedido año y medio después por otro venezolano, Álvaro Silva Calderón.

El sentido visionario de Hugo Chávez en materia petrolera llamó poderosamente en el ámbito internacional, toda vez que pronosticara el ascenso del barril hasta 100 dólares, precio considerado como justo para el respaldo tecnológico requerido en la tarea de exploración y extracción petrolera. Sobrepasando su visión, el barril de crudo alcanzó la histórica cifra de 150 dólares. Pero, lejos de ver provecho en el fenómeno, propuso en una nueva reunión de la OPEP celebrada en Omán en 2008, un nuevo recorte de producción, apostando al equilibrio del mercado por el que siempre apostó como vía para la paz y el desarrollo armónico global.

La guerra imperial impone nuevos retos a Venezuela y a la OPEP

El mundo entero recibió con incredulidad la noticia de que Hugo Chávez, el polémico presidente que veía en la democratización del suministro energético una herramienta para el desarrollo multilateral de todos los pueblos del mundo amantes de la paz, impulsor de la OPEP en una nueva fase de acción, moría el 5 de marzo de 2013.

Los destinos del país quedaban en manos de Nicolás Maduro Moros, incansable obrero, siempre luchador al lado del Comandante Chávez, quien con humildad aceptó el para nada fácil compromiso de continuar su legado de justicia, paz e inclusión, con el respaldo indiscutible de todo un país.

Paralelamente, sin embargo, los ataques por parte del imperio norteamericano, que desde siempre se enfilaron en contra del proyecto revolucionario inspirado por Hugo Chávez, se redoblaron esta vez en contra del nuevo líder del proceso bolivariano.

Y atacó precisamente el gobierno estadounidense por la parte que más le duele haber perdido tras el triunfo de la revolución bolivariana: el petróleo que corre bajo el suelo patrio de Bolívar.

De manera sistemática se dedicó el gobierno estadounidense a inundar el mercado petrolero con crudo extraído a través del criticado método de fracking, que consiste en fracturar áreas petroleras de difícil extracción –como arenales– a través de explosiones, causando que restos de petróleo y gas alcancen el manto interno acuífero, contaminándolo irremediablemente. Aun así, la práctica cundió y la demanda petrolera llegó entre 2014 y 2016 a sobresaturarse de tal manera que el barril de crudo alcanzó escalofriantes niveles de caída de hasta 11 dólares, una vez más, la OPEP –y Venezuela, por supuesto– se encontraba ante una nueva disyuntiva energética de afectación mundial.

Sin quedarse de brazos cruzados ante el que era un ataque directo y frontal a la continuidad de la revolución bolivariana, y siguiendo el ejemplo mostrado por el propio Hugo Chávez, el presidente Nicolás Maduro se embarcó por una “gira petrolera”, entre países productores miembros y no miembros de la OPEP, con el objetivo claro de llamar la atención en cuanto a la necesidad real de tomar acciones concretas para la recuperación de los precios petroleros, so riesgo de comprometer seriamente la producción y suministro de crudo.

No faltaron gobiernos ni “expertos” petroleros ligados al imperialismo que criticaran esta acción. Sin embargo, el orbe quedó sorprendido cuando, el 10 de diciembre de 2016, en un acuerdo histórico, la OPEP, junto a 11 países no miembros, acordaron recortar la producción de crudo diaria en 1,7 millones de barriles, como medida para recuperar su precio justo. Y, en consecuencia, el ajuste del precio empezó a dar señales de reacciones, situándose para entonces en una banda fluctuante entre los 30 y los 40 dólares.

“Todos hemos podido apreciar su liderazgo durante el período de bajos precios petroleros, a través de la iniciativa que usted ha tomado, de visitar los países productores y no productores miembros de la OPEP y su interés por reunirse con presidentes y jefes de Estado para restaurar la estabilidad del mercado petrolero”, se refirió el Secretario General de la OPEP, Mohammad Barkindo, a propósito del elocuente y persistente trabajo emprendido por el presidente Nicolás Maduro en ese particular.

Equilibrio para ganar 

El mantenimiento de ese control ha sido justo la tarea que se le planteó a Venezuela durante 2019, fecha en la que asumió la Presidencia de la Conferencia de la OPEP, que asumió el ministro del Poder Popular de Petróleo y presidente de Petróleos de Venezuela (PDVSA) Manuel Quevedo desde el Primero de enero de los corrientes.

Como antesala a este reto de orden global, Quevedo dijo durante la 175º Reunión de la OPEP en Viena, en diciembre de 2018, que “bajo el liderazgo del presidente Nicolás Maduro, continúa la defensa de la política de equilibro y estabilización en el mercado petrolero mundial, al tener como base fundamental una cooperación sostenida con los países productores OPEP +, en beneficio de los pueblos del mundo”.

En consonancia, durante el anuncio de la responsabilidad de Venezuela frente a esta instancia dentro de la OPEP, Manuel Quevedo advirtió que “Estados Unidos no está para darle instrucciones a la OPEP. Somos una Organización independiente que responde a los fundamentos del mercado internacional”.

Por su parte, distintos actantes de la OPEP han manifestado su satisfacción de ver a Venezuela al frente de posiciones de influencia dentro de la organización, por considerarla como un país de peso dentro del quehacer energético mundial.

“Venezuela no es sólo el país de Bolívar, del Comandante Hugo Chávez, del presidente Nicolás Maduro, sino de Pérez Alfonzo quien fue el creador de la Organización de Países Exportadores de Petróleo”, dijo de nuestro país su Secretario General, Mohammad Barkindo, agregando que “el compromiso de la OPEP y de Venezuela está siempre orientado a continuar los esfuerzos para balancear el mercado y evitar las nocivas fluctuaciones que se han evidenciado desde hace muchos años y que la Declaración de Cooperación ha procurado corregir desde su implementación”.

Pdvsa

Venezuela y el Reino de Camboya firman memorándum de entendimiento para el establecimiento de consultas bilaterales

Este sábado, durante su visita por Reino de Camboya, el viceministro para Asia, Medio Oriente y Oceanía, Rubén Darío Molina, sostuvo una importante reunión de trabajo con el ministro Adjunto al Primer Ministro y secretario de Estado Permanente del Ministerio de Relaciones Exteriores de este país, Ouch Borith.

Durante el encuentro bilateral, ambas autoridades diplomáticas firmaron un memorándum de entendimiento que permitirá avanzar en la discusión y acuerdos en temas bilaterales.

Con la firma de este memorándum de entendimiento se proyectan los lazos de cooperación bilateral en materia política, económica, comercial, científica, técnica y cultural entre Venezuela y Reino de Camboya.

Finalmente, el viceministro Rubén Darío Molina y el ministro adjunto, Ouch Borith, expresaron sus deseos de seguir contribuyendo con el fortalecimiento de la hermandad entre ambas naciones.

Venezuela y Guinea Ecuatorial avanzan en el fortalecimiento de sectores estratégicos

En el marco de la V Cumbre del Foro de Países Exportadores de Gas, el viceministro para África del Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores, Yuri Pimentel, informó este sábado que la República Bolivariana de Venezuela y la República de Guinea Ecuatorial, tienen previsto fortalecer en materia de turismo las relaciones entre ambas naciones.

“Tenemos bastante avanzado un convenio en materia de turismo, hay un enorme potencial que podemos complementar entre ambos países”, indicó el Viceministro durante declaraciones emitidas al canal del Estado, Venezolana de Televisión, luego de una serie de reuniones bilaterales con autoridades del gobierno de Guinea Ecuatorial.

En este sentido, Pimentel también señaló que Venezuela y Guinea Ecuatorial estudian las posibilidades “de crear una interconexión aérea que pueda potenciar el turismo bilateral”.

Durante la V Cumbre del Foro de Países Exportadores de Gas, Venezuela y Guinea Ecuatorial firmaron más de cuatro acuerdos en materia petrolera y gasífera para la formación y capacitación del personal de la industria petrolera de Guinea Ecuatorial y un quinto acuerdo para la investigación y desarrollo en conjunto con la empresa petrolera de Guinea Ecuatorial, estos acuerdos afianza los lazos de cooperación y amistad entre ambos pueblos hermanos.